Blogia
circuloculturalpigmalion

NOVISSIMA CARMINA III: Recital de María Pizarro y cía (Oviedo, 27/11/09)

NOVISSIMA CARMINA III: Recital de María Pizarro y cía (Oviedo, 27/11/09)

De acuerdo con la descripción de la actividad en el anuncio en nuestro Blog, el pasado 27 de noviembre se desarrolló la III Sesión del Ciclo Novisima Carmina, que contó como figura central con MARÍA PIZARRO, nuestra Secretaria General, recién llegada desde Córdoba, su lugar de residencia, así como, a modo de anfitriones asturianos, con la intervención de Caterina Valdés y José Luis Sevillano (quien fue el autor de la fotografía adjunta y de las otras que ofrecemos en la Alacena Audivisual, por lo que no sale en las que se sacaron al recital mismo). Asímismo, la poetisa cordobesa fue presentada por nuestro Presidente, mientras que, tal y como se aprecia en la fotografía que adjuntamos, Valdés tuvo por presentador a Carlos Iglesias, que aparece a su derecha, y Sevillano a Sandra Suárez, que flanquea a Valdés por la izquierda, que a su vez es la derecha de Alarcos.

El acto se desarrolló en un ambiente riguroso y distendido, en una presentación de materiales recientes, en su mayor parte inéditos, sobre todo, para el caso de PIZARRO, que se caracterizó tanto por su calidad como por la heterogeneidad de voces líricas y Poéticas, además de contar con un público cada vez más entusiasmado en este nuevo ciclo temático con que Pigmalión ha arrancado el curso, público, en el que predominó el sector de estudiantes universitarios.

En efecto, allí convergieron desde la línea epigramática y funérea de Sevillano, muy clasicista y endecasílaba, con la muerte a cuestas y el acicate de la memoria liberadora de la poesía, descollando su poetización del Quijote o  el desafío "sin lágrimas" lanzado al eterno ’muro cano’ implacable a la más idealista o mística y jubilosa de Valdés, con algún que otro guiño a Fray Luis, Santa Teresa o Garcilaso o a voces orientales poco conocidas, y con ciertas vetas sociales o ecológicas (’la desertización del planeta’), destacando su alegoría del Unicornio o ya su Beso barroco, pasando, claro está, por el realismo mágico de Maria Pizarro y su guadamecí de imágenes, símiles y requiebros humorísticos, y por el cauce ecléctico de Alarcos, que conjuga el registro culto con el coloquial, el culteranismo gongorino y aúreo con la densidad conceptual y emocional, los juegos de perspectivas y contrastes barrocos con los ecos intertextuales de los cásicos grecolatinos, sean autores concretos o subgéneros líricos, como la écfrasis o descripción, trascendida poéticamente, de un objeto artístico, que en su caso fue una Afrodita agachada del s. II d. de C., que obra en el Museo Arqueológico de Córdoba y un autoretrato renacentista expuesto en el Prado, hecho de sí misma por la pintora poco conocida Sofonisba Anguisola.

No menos refulgieron las presentaciones específicas, en particular, las realizadas por Carlos Iglesias y Sandra Súarez, que dieron en el clavo y entusiasmaron a los presentados, analizando someramente estilo y temas, enfoques y perspectivas, trayectorias previas de galardones y publicaciones, y además intercalaron la voz de los artífices, para desentrañar, a modo de conclusión, sus concepciones sobre el arte poético o la finalidad de escribir versos, para acercarnos, en fin, a sus Poéticas y a los nutrientes o influjos de su lírica, reconocidos o no expresamente por los autores.

 

Por otra parte, Novisima Carmina III tenía la peculiaridad de ofrecer, en contraste con el caso de SOUVIRÓN, por lo que se refiere a la pigmaliona foránea, un caso de poeta inédito en su totalidad, sin publicaciones a sus espaldas, salvo en revistas, caso por lo demás paralelo al del Presidente Alarcos, en su rol de poeta.

Alarcos así empezó precisamente definiendo a Pizarro, para luego caracterizar su Poética en torno a tres rasgos: "poesía empapada de realidad y emanada de la cotidianidad, desde la plaza donde canta una negrita a la hospitalidad acogedora de un taxi o al erotismo con sabor a blues de una gasolinera, detalles anecdóticos o aparentemente triviales que el personal lenguaje lírico de la autora objetiva y trasciende"; poesía de la experiencia que "aúna imaginería surrealista depurada, que bebe en los aljibes lorquianos o cernudianos, con una frescura y plasticidad léxicas, que remiten a sus raíces cordobesas, a ese terruño de calidez, sensualidad y colorido"; y poesía que, expresando los viejos temas de siempre, "construye argumentos o historietas, personajes diversos que juegan al escondite con el yo lírico, en una suerte de autobiografía apócrifa", a la vez "que adopta visos de tragedia inconclusa -dramas ambiguos, conflictos psicológicos del sujeto imaginario, sugeridos más que explícitos, tensión dramática planteada, para que el lector saque sus conclusiones-, o bien de comedia en diversidad de registros, sea mordaz o lúdica, humor, pues, ácido y sarcástico unas veces, y otras irónico y guasón", poesía en suma "que coquetea con géneros literarios distintos de la lírica, al concebirse desde un enfoque narrativo y al contarnos emociones tragicocómicas, en lo que ha debido influir la formación teatral de la artífice, quien estudió en la Escuela de Juan Antonio Bardem y fue ayudante de dirección de escena".

Alarcos agrega que estos tres rasgos cristalizan en un estilo aparentemente popular y humilde, familiar y coloquial, ebrio de simplicidad, que, bien se mire, "resulta de una elaboración previa, inconsciente o intuitiva, claro está, por parte de la escritora, que presenta lo sutil bajo el disfraz de lo fácil, sin que la expresión poética pierda un ápice de su factura vanguardista, de su carácter enigmático o misterioso, por la abundancia de imágenes o metáforas, en nada clásicas, sino ancladas en la modernidad, desde el 27 para acá".

Como última cosa reseñable, al encontrarse Pelayo Fueyo enfermo, la organización decidió que el presentador, Alarcos, lo sustituyera, cerrando cada Ronda, iniciada por Pizzarro y continuada por Valdés y Sevillano, con inéditos suyos, de los que merecen destacarse dos que hasta ahora nunca había leído en recital alguno, en concreto, el soneto asonantado y con estrambote, dedicado a su padre, en el que la muerte se compensa con una sensación de presencia permanente, en forma de energía transformada en "símbolo vibrante", sensación muy acorde con algunos de los principios de la física cuántica.

Tras el Acto, siguió una Cena de Bienvenida, dispuesta en el Kin mismo, en la que pudimos degustar el menú especial de turno de los Viernes, amenizado con una emocionante actuación musical. Es de destacar que la poetisa cordobesa convocó, entre el público, a allegados suyos, venidos expresamente de Canarias y León que, como es lógico, se incorporaron a nuestra cena. Posteriormente, la noche se prolongó entre copeteos en el marco emblemático del casco histórico ovetense.

Las imágenes del recital podrán verse en ALACENA AUDIVISUAL. Próximamente, a lo sumo dentro de dos semanas, tan pronto como nos la envíe la Secretaria General, incluiremos las fotos de su visita turística por la ciudad, que copó prácticamente todo el sábado, que también figurarán en la misma ALACENA, pero bajo título o rótulo distinto.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres